Notas

Etiqueta (Reigi)

La etiqueta es una parte esencial del estudio del aikido, como lo es en todas las artes marciales, por una serie de razones. Estudiar un arte marcial es una aventura honorable, y las personas honorables se comportan educadamente y se tratan unas a otras con respeto. Aunque no es necesariamente cierto que una persona con buenos modales sea honorable, la falta de educación es una señal de falta de respeto, hacia los demás y hacia uno mismo. Incluso la persona menos sofisticada, si es un budoka serio, exhibirá buenos modales.

el mismo modo que la etiqueta le da estructura a la sociedad, la etiqueta adecuada (llamada Reigi o reishiki) también le proporciona estructura a nuestro estudio del aikido. Existe una cierta manera de iniciar, conducir y concluir una clase. Incluso cuando uno estudia de un modo casual, uno a uno, el aikidoka observa la etiqueta adecuada. Si la etiqueta es la grasa que evita que la interacción social se detenga bruscamente, entonces el Reigi hace lo mismo con el estudio del aikido. Ayuda a mantener la clase en movimiento, y proporciona una base común de referencia para todos los alumnos. La estructura que proporciona también ayuda a asegurar que la clase se lleve a cabo con seguridad, sin “señales cruzadas”. El Reigi es especialmente importante cuando uno visita escuelas que no conoce. La observación de la etiqueta en este caso da una buena imagen, tanto de usted como de su buena imagen de aikido, del mismo modo que los buenos modales en general dan una buena imagen de su familia y de su educación.

Por último, recuerde que el modo en que se comporte y trate a sus compañeros de estudio es un barómetro de su desarrollo marcial y espiritual, al igual que en la competencia lo es la waza. Se podría argumentar que un alumno o alumna cuya waza es promedio, pero que muestra una actitud sincera y cortés hacia sus compañeros al estudiar, será promovido antes que un estudiante cuya waza sea muy buena, pero que tenga una actitud deficiente. Los mejores budokas son las personas más corteses y humildes que uno pueda llegar a conocer. La etiqueta y el entrenamiento en aikido van de la mano.

Incluso fuera de Japón, los convencionalismos japoneses de etiqueta suelen observarse durante la clase de aikido. Aunque no es necesario seguir esta tradición, se sigue utilizando; y como resultado de ésto, dentro del ambiente marcial esta práctica se distingue.

Inclinación
Aunque la inclinación es el saludo acostumbrado en la sociedad japonesa, es más que un simple equivalente oriental al apretón de manos. El modo en que uno se inclina, la duración de la inclinación, etc., puede tener profundos significados. No obstante, en el Dojo, las cosas son un poco más sencillas.

La inclinación es el modo en que un aikidoka muestra humildad y respeto. Algunos malinterpretan el inclinarse como una muestra de adoración o de servilismo, lo cual no es así. EL inclinarse ante un compañero, instructor, shomen o kamiza es un reconocimiento de gratitud y de preparación para el estudio. Si Ud. no es capaz de captar esta diferencia, entonces tendra dificultades para poner de lado su ego cuando entrene.

No vea el inclinarse como una señal de debilidad. Es justamente lo opuesto, es una señal de fortaleza de caracter. Cuando se incline, ponga toda la atención en esta acción, no deje que sus ojos o su atención divaguen.

Seiza
Seiza, es la manera tradicional de sentarse en Japón. Los japoneses consideran que es de mala educación sentarse mostrando las piernas y los miembros extendidos, o con las plantas de los pies a la vista. En el Dojo, los miembros extendidos no sólo demuestran una falta de respeto, sino que crean un peligro: es fácil tropezar con ellos, y una de las dos personas, o ambas, puede ser lesionada. A menos que se le indique lo contrario, cuando se siente sobre la colchoneta, debería sentarse siempre en seiza. Incluso cuando no está sentado en seiza siempre debería tener las piernas cruzadas y los pies ocultos.

Etiqueta General del Dojo
Las siguientes reglas deberían ser observadas en todo momento en el Dojo:

Aspecto e higiene personal
Su Keikogi debería estar limpio. Lávelo siempre entre clases, o tenga dos Keikogi, para tener siempre uno limpio para usar. Las mujeres deben llevar una camiseta y un sujetador de deporte debajo de la chaqueta del gi. Los hombres deberían usar ropa interior deportiva, por razones obvias. Observe una buena higiene personal. Mantenga el cuerpo limpio, y utilice desodorante. Cepíllese los dientes y lávese el pelo. Mantenga las uñas de las manos y de los pies muy cortas para evitar arañar o hacer daño a su compañero al practicar.
Quítese los anillos, pulseras, pendientes, collares y cualquier otra joya antes de iniciar la práctica. Esto incluye anillos de matrimonio y todo tipo de pendiente que haya en el cuerpo, tanto como si son visibles como si no. Si llevas gafas, asegúrese de que estén bien sujetas a la cabeza con una cinta. Vende cualquier corte o abrasión menor y cubra el vendaje con cinta adhesiva médica o deportiva para evitar que la venda se salga durante la práctica o debido al sudor.
Si tiene alguna enfermedad o afección contagiosa (resfriado, gripe, infección por hongos, etc. ), comuníquelo al instructor principal antes de la clase. El, o ella, podría pedirle que deje de asistir a una o dos clases, hasta que se ponga bien, para evitar contagiar a los demás alumnos. Si tiene alguna enfermedad crónica contagiosa, dígaselo al instructor antes de iniciar sus estudios generales.

Cortesía General
• No lleve alimentos o bebidas al Dojo.
• No mastique chicle en el Dojo.
• No juegue ni haga apuestas en el Dojo.
• No ingiera bebidas alcohólicas antes de la clase. No venga a la clase mientras esté bajo el efecto del alcohol o de drogas ilegales.
• No traiga armas de ningún tipo al Dojo, donde podrían provocar que alguien fuera herido o muerto.
• Si es usted miembro de las fuerzas del orden o tiene licencia para llevar armas de fuego u otro tipo de arma, hable con el instructor principal y sométase a su decisión.
• No diga palabrotas, no insulte ni cuente chistes sucios en el Dojo.
• No moleste a los demás alumnos en modo alguno en el Dojo. Esto incluye el hostigamiento verbal, físico y sexual, y la intimidación.
• No actúe de forma alborotadora y no participe en juegos rudos ni en peleas amistosas en el Dojo.
• Trate a los demás como le gustaría que lo tratasen. Comunique cualquier conducta cuestionable que observe a un alumno de nivel superior o a su instructor principal.
• A menos que se le indique lo contrario, comunique siempre cualquier pregunta que pueda querer hacer, a un alumno o alumna de nivel superior, antes que al instructor principal. Si el alumno de nivel superior no es capaz de responder a su pregunta, hablará con el instructor principal por usted.
• Aunque las reglas y las filosofías concernientes al grado suelen variar ampliamente de escuela a escuela, generalmente está muy mal visto hacer preguntas a los superiores respecto de las promociones de grado, tanto suyas como de los demás. Si estudia con diligencia, será promovido. La discreción permanece enteramente con su Sensei, No obstante, las preguntas sobre los requerimientos de la promoción de grado suelen considerarse apropiadas, pero deberían ser formuladas antes o después de la clase.

Cortesía en el Dojo
• Llegue al Dojo lo suficientemente temprano para cambiarse y colocarse en su sitio en el Dojo antes de que empiece la clase. Si llega al Dojo cuando la clase ya ha comenzado, arrodíllese en seiza al borde de la colchoneta y espere a que el instructor principal lo reconozca y lo invite a entrar en la colchoneta. A menos que se le indique lo contrario, pida permiso al instructor principal en caso de que tenga que salir de la colchoneta antes de que la clase haya finalizado.
• Inclínese siempre ante el shomen en señal de respeto antes de entrar en la colchoneta y antes de salir.
• No entre nunca en la colchoneta calzado. Dependiendo de las reglas del Dojo, quizás se le indique que utilice zapatillas cuando no este sobre la colchoneta. Si es así, quíteselas siempre antes de pisar la colchoneta. Colóquelas ordenadamente una al lado de la otra, con la punta mirando hacía el lado opuesto de la colchoneta en el lugar asignado.
• No se apoye sobre las paredes del Dojo cuando se encuentre sobre la colchoneta, tanto si estubiera de píe o sentado.
• No cruce los brazos ni coloque las manos sobre las caderas o en los bolsillos cuando se encuentre sobre la colchoneta o dentro del Dojo. Todo esto se considera descortés. En algunos Dojos muy tradicionales, esto podriá ser tomado como un desafío.
• Siéntese siempre sobre la colchoneta cuando no se encuentre de píe. No se acueste ni adopte una postura desaliñada.
• Cruce siempre las piernas cuando este sentado sobre la colchoneta, a menos que esté sentado en seiza.
• No muestre las plantas de los pies. Así mismo no se toque los dedos o las uñas de los pies mientras este sentado.

Etiqueta general de la clase
Las siguientes reglas pueden variar de una escuela a otra, pero son bastante comunes. Antes de empezar familiaricese con las siguientes palabras y los siguientes términos, que están definidos aquí en el contexto de una clase de Aikido:

KI O TSUKE: Atención!
MOKUSO: Una orden para esperar serenamente y prepararse mentalmente.
YOI: Adopte una postura de estar preparado, prepárese.
REI: Inclínese, reverencia.
SHOMEN NI REI: Inclínese ante el Shomen.
SENSEI NI REI: Inclínese ante el Sensei o instructor principal.
GOMEN NASAI: Perdone, disculpe, fue mi culpa.
SUMIMASEN: Con su permiso, permiso, disculpe.
ONEGAE SHIMASU: Puedo practicar con Usted, con permiso, permítame.
DOMO ARIGATO GOZAI MASHITA: Muchas gracias, por haberme permitido practicar con Usted.

Clase de apertura
Colóquese en su sitio en el tatami cuando se lo indiquen, sentado en Seiza. El instructor principal se arrodillara mirando hacia el Shomen. Tradicionalmente los estudiantes se ponen en hilera mirando el Shomen, con el alumno, o alumna, más antiguo sentado detrás y a la derecha del instructor principal, y el resto de la clase en hilera en orden de grado descendente a su izquierda. Si es necesario formar más de una hilera, las sucesivas empiezan detrás del alumno más antiguo y continúan hacia la izquierda en orden descendente, como antes.

El estudiante más antiguo gritará KIO TSUKE!. Esto significa que el o ella, desea que le presten total atención. Después de unos minutos, esta orden será seguida de MOKUSO.

Siéntese tranquilo y prepárese para la clase. Después de unos pocos momentos o minutos, el instructor principal pondrá fin al período de contemplación con un YOI.

El alumno más antiguo dirá SHOMEN NI REI. Inclínese ante el instructor principal y diga ONEGAE SHIMASU. Ahora a empezado la clase. Permanezca donde está y espere la instrucción.

Durante la clase
Permanezca atento a lo que le rodea. Las clases de AIKIDO pueden ser muy dinámicas, y es fácil arrojar a su compañero con otra persona. Asegúrese de tener el espacio necesario para ejecutar una técnica antes de hacerlo. No interfiera con el aprendizaje de sus compañeros de la clase moviéndose sin cuidado por el TATAMI como una moto niveladora, derivando todo lo que encuentra en su camino mientras practica. A nadie le gusta un acaparador del TATAMI.

Sea un buen UKE, o pareja de práctica. Esto significa estar dispuesto a trabajar con cualquier alumno, sin importar si tiene más o menos experiencia que usted. Esto también significa ser sensible al nivel de destreza del alumno con el que esta practicando. Aunque un cinturón negro de nivel alto puede querer que usted lo ataque con todas sus fuerzas, o que establezca su peso y ponga resistencia o responda a su técnica, una aproximación así sería, evidentemente, inapropiada para un principiante. La resistencia está bien, pero no porque sí. Es una locura esperar que un principiante sea capaz de arrojarlo a uno con verdadera habilidad. Por lo tanto, no tenga miedo de “Darle la técnica” a un principiante, es decir, realizar una caída aunque no haya sido verdaderamente arrojado. De este modo, ellos aprenderán y usted podrá corregirlos sobre la marcha. De otro modo se sentirán frustrados y se negarán a practicar con usted, o directamente dejarán de venir a clase.

Sea un buen NAGE. Esto significa respetar al UKE y su cuerpo. No el aplique las técnicas con violencia, ni pretenda ver con cuanta fuerza arrojar a alguien. Un comportamiento así es el sello de un bravucón, y pronto describirá que nadie desea practicar con usted. Peor aún quizás descubra que acaba siendo víctima de tal comportamiento. En último término, los malos genios se encenderán y alguien saldrá herido. No confunda un NAGE prepotente con la fuerza, ni la consideración de su UKE como debilidad o cosa de enclenques. La técnica ideal de AIKIDO es el resultado del máximo control de su UKE con el mínimo esfuerzo y dolor. Uno puede dominar por completo a su UKE, y al mismo tiempo, hacer que se levante sonriendo. Este es uno de los sellos que distinguen a un auténtico aikidoka.

Si tropieza o choca con otro alumno vuélvase inclínese y diga “GOMEN NASAI”, luego continué con su entrenamiento.

Si se hace daño de un modo que interfiere con su entrenamiento inclínese ante su compañero, excúsese y colóquese a un costado del Dojo. Si la lesión es lo bastante seria para necesitar primeros auxilios, consulte con el instructor principal. Cualquier herida de la que mane sangre, sin importar cuan pequeña sea, debe ser atendida de inmediato antes de continuar con la práctica.

Cuando el instructor principal llame su atención, interrumpa inmediatamente lo que este haciendo, inclínese ante su compañero y siéntese en SEIZA, a menos que se le indique que haga otra cosa. Cuando el instructor principal dé la orden de que reanude su práctica inclínese ante él, o ella, antes de levantarse de la colchoneta.

Las reglas para hacer preguntas varían de una escuela o otra. Algunas invitan a que se hagan preguntas a los instructores principales y a los alumnos más antiguos, mientras que otras no (pero definitivamente jamás se harán pregunta durante la clase). Siga las reglas de la escuela.

Jamás discuta cuando lo corrija un alumno más antiguo o el instructor principal. La corrección es orientación y hace que todos seamos mejores, y el estar dispuesto a aceptar las críticas es otra de las características de un auténtico BUDOKA. Acepte la crítica dando las gracias, e inclínese ante el instructor cuando hayan terminado. Si usted no comprende la crítica (es decir, si no le a quedado claro un punto u otro), siga las reglas de su escuela en lo concerniente a las preguntas a los superiores.

Final de una clase
Los convencionalismos para finalizar una clase suelen ser los mismos que para iniciarla. La única diferencia es que, después de la inclinación final hay que decir, DOMO ARIGATO GOZAIMASHITA en lugar de ONEGAE SHIMASU. Algunas escuelas concluyen la clase con un MINA SAMA DOMO ARIGATO GOZAIMASU o un OTAGAI NI DOMO ARIGATO GAZAIMASU general. Una vez más, siga las reglas de su escuela.

                                                          Página Anterior                                                                                                                                                                                    Página Siguiente